Cowboy Bebop

Imagen propiedad de Hajime Yatate y Shinichirō Watanabe

 

Aire caliente. Alma grapada a la cama. La lentitud de las pequeñas cosas silenciosas. Astronauta… más allá de la madriguera. Punto de fuga. Espirales. El punzante frío se ríe a través de sus manos pétreas. Recuerdos de risas especulares. Atascos de papel. Órbitas concéntricas en blanco y negro.

Micronauta en galaxias mortales. Locuras púrpuras. Infiernos de bambú. Delirante neurosis. Muros llenos de sombras. Cabalgar hacia las ruinas del Sol. Nadar en monocromo. Penumbra rosa. Caen los decorados del tiempo.

Las voces sin brillo recorren calles enceradas. Flotar. Equilibrios imposibles. Confetis de hormigón. Infinitos carruseles. Imágenes a galope. Besos digitales. Apáticas noches y frías azoteas. Encuadres “saturnianos”. Perennes y desiertos pasillos. Proteico y desgajado ente. ¡Lucha! Nuevas perspectivas.

Vaivenes. Rompecabezas temporales. La simpatía del desprecio. Brumosos halos encapsulados en una nuez. Aplastar techos. Apresar personajes. Disfraz mudo. Inapropiado. Disispar dudas. Esculpir pianos silenciosos. Domingo hueco y monótono. Secretos. Aguijones advierten. Perder de vistas todos los lentos movimientos desincronizados. Contemplar un cuchillo en manos de una hoja. Un cometa. Una estala de rimas y adivinanzas. Despertar sin gritar. Caminar más allá de las fronteras de seda.

 

 

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site is protected by wp-copyrightpro.com