Este verano ha sido intenso. He sido alumno del Curso de Monitoras/es de tiempo libre de la Cruz Roja. Ha sido maravilloso participar junto a mis compañeros de experiencias preciosas y crear juntos momentos inolvidables que recordaré siempre.

Una de las últimas actividades que hemos realizado ha sido  Animación a la lecturas. Para ello, mi grupo, “Los Watermelons” (WA-TER-ME, WATER-ME-LONS!!!) decidimos crear una experiencia sensorial adaptando el cuento y corto japonés “La casa de los pequeños cubos”, del ilustrador y animador nipón Kunio Kato.

El resultado lo podéis ver en este vídeo en el nuestros compañeros monitores pudieron experimentar y disfrutar de olores, tacto, risas y llantos.

 




Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com